Calculadoras online | calcular.IO

Calcular ERTE

Ante la crisis del coronavirus, muchas empresas tanto grandes como pymes, han tenido la necesidad de recurrir al procedimiento administrativo conocido como ERTE, el cual les permite proporcionar a sus empleados el cobro de prestaciones correspondientes sin que esto suponga un impacto negativo en la economía propia de la empresa.

Este procedimiento representa una de las tantas medidas de carácter temporal que ofrece la normativa laboral a los empresarios de España. Ahora bien, ¿qué implicaciones tiene el ERTE? ¿cuánto cobra el empleado con la aplicación de esta medida? ¿cómo calcularlo? Estas y otras preguntas serán contestadas en el presente post, veamos.

Calculadora ERTE

Si no conoces tu base reguladora puedes calcularla CALCULADORA BASE REGULADORA


ERTE ¿Qué significa?

Las siglas ERTE hacen referencia al “Expediente de Regulación Temporal de Empleo”.

Se trata de una medida ampliamente utilizada en situaciones justificadas y de forma temporal, en las que el empresario puede optar entre suspender los contratos de trabajo o únicamente reducir la jornada laboral.

Además, mientras dure la aplicación del ERTE los trabajadores son beneficiados con el pago de la prestación de paro que les corresponde y cuando haya culminado, tendrán la oportunidad de volver a su lugar de trabajo.

Sin duda, es una medida que protege los derechos del trabajador y a su vez los intereses de la empresa.

Diferencias entre el ERTE y el ERE

La principal diferencia entre el ERE (Expediente de Regulación de Empleo) y el ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) es que uno es de duración indefinida mientras que el otro se aplica de forma temporal.

Es decir, con el ERE los despidos son ejecutados con una duración indefinida; pero con el ERTE la suspensión laboral se lleva a cabo hasta solventar la situación que originó su aplicación, e incluso la empresa se ve obligada a mantener los puestos de trabajo, aun 6 meses después de su finalización.

Por otra parte, otra característica que sirve para diferenciarlas, tiene que ver con los requisitos previos. Por ejemplo, el tamaño de la compañía. En el ERTE, este es un dato irrelevante; no obstante, en el ERE las dimensiones si son tomadas en cuenta.

Además, con el ERE los empleados recibirán una única indemnización correspondiente como cualquier despido; mientras que con el ERTE, si bien la empresa no deberá abonar ninguna indemnización a los empleados afectados, lo cierto es que el empleado percibe el 70% de la base reguladora en el primer semestre del paro y al pasar al séptimo cobra un 50%.

“La base reguladora es la media de la base de cotización que el empleado ha aportado a la seguridad social durante cierto periodo. Para conocer cuánto te corresponde como empleado por la aplicación del ERTE emplea nuestra calculadora de ERTE, es muy fácil de utilizar”

Reducción de jornada o suspensión de contrato

El ERTE se lleva a cabo en dos modalidades en función de la necesidad de la empresa o en base a la envergadura de la situación.

La primera es la reducción de jornada o de la actividad de laboral. Esto implica disminuir las horas o el número de días que el empleado acude a su puesto de trabajo. Esta disminución oscila entre un 10% de la jornada habitual hasta un máximo de 70%. Cabe destacar que un trabajador afectado por reducción de jornada está legalmente en situación de desempleo.

Con respecto a la suspensión de contrato, se refiere a dejar en suspenso la actividad laboral del empleado por un espacio de tiempo determinado.

Causas o razones que generan la aplicación del ERTE

Las razones que llevan a una empresa a implementar el ERTE son:

Fuerza Mayor

Cuando nos referimos a fuerza mayor estamos hablando de situaciones adversas como incendios, inundaciones, terremotos, desastres naturales o alguna otra situación imprevisible e incluso inevitable. Un ejemplo claro de esto ha sido la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19; una pandemia que ha marcado huella en las actividades económicas del país.

Ahora bien, cuando ocurren estas situaciones, la existencia de fuerza mayor debe ser constatada o verificada por la autoridad laboral antes de ejecutar la suspensión de contratos.

Luego de esto, la empresa podrá realizar la solicitud aportando medios de prueba relevantes y se comunicará con los representantes legales de los trabajadores, quienes señalan las condiciones de la parte interesada en el cumplimiento del trámite.

Cabe destacar que cuando la causa que origina la suspensión de contrato es de carácter catastrófico, el SEPE (Servicio Público de Empleo) puede realizar una autorización, indicando que mientras se perciban las prestaciones por desempleo, no se tome en cuenta el tiempo transcurrido a fin de no consumir los períodos máximos de percepción determinados. También, puede autorizar que se beneficien aquellos trabajadores que carecen de las prestaciones necesarias.

Problemas económicos, técnicos o de producción

Cuando la empresa atraviesa por dificultades económicas, técnicas o de producción es de entender que requiera la aplicación de ciertas medidas a fin de solventar las necesidades de sus empleados mientras consigue la solución para su problema.

En este particular, es digno de mención que la Ley del Estatuto de los Trabajadores permite a las empresas optar por la suspensión de contrato en función a estas razones. Ahora bien, en estos casos es importante consensuar con los trabajadores la duración del ERTE.

“Las causas económicas incluyen una situación económica negativa en la que existen pérdidas inmediatas o futuras, reducción considerable del nivel de ingreso, entre otros.”

Por su parte, las causas técnicas se refieren a cambios en el uso de instrumentos, sistemas y métodos de trabajo. Y con respecto a la producción, tiene que ver con los cambios en demanda de productos o servicios.

¿Quién tiene autorizado emplear un ERTE?

Es la empresa quien decide aplicar las medidas de suspensión de contratos o disminución de jornada laboral. No obstante, esta decisión debe ser comunicada con los representantes de los trabajadores y a la autoridad laboral.

¿Cuánto tiempo se tarda la aprobación del ERTE?

El Consejo de Ministros ha realizado algunos cambios en este procedimiento y entre ellos, ha estipulado que en 5 días puede ser aprobado el ERTE en las empresas, con el debido retroactivo.

¿Cuánto puede durar el ERTE en funcionamiento?

La duración del ERTE está supeditada a la superación de los acontecimientos adversos que la originaron. Por tanto, no existe plazo mínimo ni máximo en el tiempo de duración. La empresa puede especificar una estimada duración pero puede solicitar tantas prórrogas como sea necesario hasta solventar la situación.

¿Se necesita algún trámite por parte del empleado?

No es necesario, la misma empresa informa sobre la aplicación del ERTE a los implicados y el SEPE (Servicio Público de Empleo) procede a tramitar sus prestaciones.

El Expediente de Regulación Temporal de Empleo para el trabajador en periodo de prueba

El ERTE funciona para el trabajador en periodo de prueba de igual forma que para quien lleva tiempo contratado, pues por el hecho de estar cotizando a la Seguridad Social goza de los derechos de prestación por desempleo.

¿El empleado conservará su empleo después del ERTE?

La empresa está obligada a mantener el puesto de trabajo a sus empleados por un mínimo de 6 meses después de reanudar la actividad laboral. Es decir, el empresario no tiene autorizado despedir a sus empleados al volver a trabajar a la empresa.

¿Cuánto es el monto a cobrar por ERTE?

El trabajador recibirá un 70% de la base de cotización en función al cálculo realizado por los últimos 180 días cotizados. En caso de no llegar a esa cantidad, el monto a percibir será menor.

Ahora bien, para el empleado que no tenga hijos, el mínimo que puede percibir un empleado durante el paro es de 501,98 y el mínimo con hijos es de 671,40 euros.

Pero para aquellos que tienen dos o más hijos, puede obtener un máximo de 1.411,83 euros; sin embargo, puede llegar a un acuerdo con la empresa a fin de obtener hasta el 90% e incluso el 100% de la base de cotización.

La cantidad exacta puedes conocerla usando nuestra calculadora online, la calculadora de ERTE te ofrece la mejor precisión.

Beneficios del ERTE

El principal beneficio de esta medida tomada en tiempos de crisis es la posibilidad de superar las diversas situaciones que puedan presentarse durante la actividad económica laboral del país.

Gracias a este procedimiento las compañías pueden reducir los costes laborales, para así reanudar su actividad al poco tiempo sin haber agotado sus recursos y sin perder ventajas competitivas.

Con respecto a los empleados, también son altamente beneficiados con las prestaciones recibidas durante el periodo de inactividad y por contar con el compromiso de la empresa de poder volver al puesto de trabajo cuando se inicien nuevamente las actividades.